1/12/08

Robertito y Yo

Robertito siempre fue el ideólogo y yo su fiel asistente, éramos Don Quijote y Sancho Panza. Lo que él me decía yo hacia, lo que yo le decía él no hacia. Con un cajón de manzana y una patineta fabricamos el carro más veloz de la Geronimo Helguera, con palos de escoba hicimos espadas para enfrenta monstruos y caballeros malvados. Él soñó con tener una “bici voladora”, con ser una “Tortuga Ninja” y con encontrar dinosaurios en el fondo de la casa, Yo soñaba con algo parecido, pero no como él, él soñaba mejor que yo. Al llegar el verano todo se ponía mejor, pasábamos siestas enteras en la pile, tardes andando en bici y a la noche veíamos películas hasta dormirnos. Mientras la infancia le iba dejando paso a la primera adolescencia, me fue dejando a mí también en el camino, ya no le gustaba jugar conmigo, su hermana menor. Ahora jugaba con los chicos del barrio. – Ándate!- me grito - no te das cuenta que no queremos estar con vos?. Esto fue el final de nuestra amistad, él Quijote había abandonado a su fiel Sancho Panza. Con el tiempo comencé a aceptar que él tenía que estar con sus amigos y yo con los míos. Nuestros caminos fueron cambiando al igual que nuestros gustos. Pasaron los años y nos hicimos dos desconocidos que vivían bajo el mismo techo. Robertito ya no era el mismo, Robertito se había olvidado de mi, Robertito ya no me quería. El día que me fui de casa no me despedí de él, creía que no le iba a importar, que no se iba a dar cuenta de mi ausencia. Y así fueron pasando los meses, hasta que una tarde de domingo lo encontré sentado en la galería de nuestra casa, me senté a la par suya y abrí el diario. - Te acordas?- me dijo - Que cosa?- conteste - Cuando hicimos un pozo en aquel lugar buscando un tesoro, y cuando en esta galería armábamos barcos piratas con sillas y mesas. ¿Viste? Mamá hizo sacar el aro de basket que teníamos allá, jajaj siempre te hacia la guita. De repente él se paro y comenzó a caminar por el patio. - Vení! Mira lo que hay aquí - me dijo señalando la pared. En una esquina en el fondo del patio, detrás de una planta, estaba escondida nuestra infancia. Las manos de Robertito y las mías estaban marcadas en la pared, las huellas habían quedado del día en que pintamos la patineta de multicolor. El tiempo nos fue dando y quitando cosas, pero no pudo robarnos las imágenes de la niñez, donde Don Quijote y Sancho Panza jugaban a que el mundo les pertenecía.

15 CoMeNtarios:

MaRuLaNdIa dijo...

uhh la piel se me erizo... recorde a Maru y Carlitox y como estan alejados los niños... deberian pasar un tiempito juntos... saluditos

Ana dijo...

Qué linda historia...

Mamarracho dijo...

Sos historias reales de la vida!!!
:):):)

el Rafa dijo...

Encantador y emocionante relato niña. Que duro es crecer, por eso me resisto cada dia a “madurar”.
Yo solo tuve los hermanos que elegí pues no los tengo por derecho sanguíneo. Abrazo
Al marguen: la invito formalmente a leer mi último post, creo que le gustará.

LUZ dijo...

Maru: Carlito? siemore tendemos a nombrar en diminutivo a las personas que queremos. Mi hermano robertito, si supiera que todavia le digo asi me mata. jeje

Ana: gracias.

Mamarracho: si, es una historia real, aunque medio exagerada.

Rafa:jeje y bueno Rafa pero algun dia hay que madurar ¿o no?

el Rafa dijo...

Cada día trato de hacerlo. La madurez no es para algunos… yo soy uno de ellos.

MaRuLaNdIa dijo...

jajaja cierto pero a mi hermanito (que es grandototote!!!jajaja) ya no le molesta... ya se acostumbro total es menor que yo puedo decirle como quiera

Floper dijo...

cham cham cham ,, esos recuerdos de infancia!.. q lindos!
qq linda historia.

Besoooo

Ivy dijo...

si nombro a mi hno en diminutivo me mata =P

muy lindo post

besos

eliú dijo...

Se me erizó la piel, tremendamente.....







tremendamente.

el pingui dijo...

ta buenisimo lo que contaste.
un beso che

Bruno Cirnigliaro dijo...

llegué, sólo sé que llegué hasta aquí, y a juzgar por el último relato, me dieron ganas de quedarme... la infancia... si uno pudiera escribirla... me encantó!

Santiago dijo...

Sólo una cosa tengo por decir: WOW.
Excelente, muy linda historia, muy tierna y llena de sensaciones, y muy bien contada.
;)
Besos!

splendid dijo...

You these things, I have read twice, for me, this is a relatively rare phenomenon!
handmade jewelry

BlancaNieves (yo M-Ssssleiman) dijo...

mira cuando voy a leer esto... me acorde loca, Viste?? la verdad es que me emocione, DEMASIADO!! me acorde de lo mio, un poco de lo que hablmos el otro dia, ¿porque sera que los hermanos amigos crecen? uhmm bue... asi es la vida Cuesta Vida... Solo quienes tenemos ese Idolo Mayor el Super Sabelo Todo Sabemos lo triste, pero lo increible que es crecer despues que ellos... no puedo mas que... Aprobechar este espacio, que se no va a leer, y decirle a mi SuperHermano que Lo Extraño, esxtraño aquellos momentos de Niño, pero estamos Adultos y seguimos siendo "AMIGOS" Gracias Luz, por compartir esto con nosotros y por recordar a Don Quijote... Te quiero Amiga.. Besoss